¿Por qué es importante poner reglas a tus hijos en la mesa? | El atelier de Majo

¿Por qué son importantes poner reglas en la mesa? La convivencia en lugares comunes condiciona al niño y a cualquier persona a observar hábitos convencionalmente aceptados, que si bien no deberían ser  motivo de juicios de valor negativos, es importante conocerlos y transmitirlos. principalmente para facilitar la hora de la comida para todos.

Cuando recién nos cambiamos de casa, empecé a observar el desajuste que representaba para mis hijos el cambio de ciudad, de escuela y por supuesto, de casa. Para ofrecerles un ambiente más seguro y contenedor pusimos varias reglas en diferentes partes de la casa: una de ellas fue para el momento de comer en familia.

Éste era un momento nuevo para ellos pues anteriormente mi esposo nunca comía con nosotros. Gabriel comía en la oficina, yo en la casa y los niños en la escuela por lo que este momento familiar era nulo. Trabajé con cada uno por separado, cuidando la selección de los colores.

Propuse 3 reglas importantes para nosotros como familia: “comer con la boca cerrada”, y la asigne a Inés pues últimamente había observado que masticaba con la boca abierta y hablaba al mismo tiempo.

Julián como buen niño travieso se paraba en cada oportunidad, así que le sugería la regla de permanecer sentado, la cual él decidió llamar “no escaparse”, (me causó mucha gracia y así la dejé para respetar su identidad) es importante hacer esto con los niños para hacerlos sentir que su opinión e ideas son valiosas.

Y por último, Martín el más pequeño para no dejarlo fuera e ir integrándolo a “la manada- como nos llama Gabriel”, le asigne la regla de “No poner los codos en la mesa”, una mera formalidad en costumbres y maneras al momento de sentarse a la mesa.

Representamos las reglas con pintura de colores: morada y azul (Inés), verde y azul (Julián), y anaranjado y amarillo (Martín), además de pintura, y para darle textura a su obra de arte, les di pasta seca para que la integrarán a su creación (además que se relaciona con la comida).

Tu puedes hacer lo mismo en casa con semillas, con frutas o verduras secas, etc, el chiste es combinar texturas, ¡a los niños les encanta mezclar! Las reglas están en un lugar visible de la cocina cerca de la mesa donde comemos y así las recuerdan todos los días, poco a poco las han ido interiorizando para convertirlas en un hábito, Julián no deja de ser travieso y busca la manera de pararse de la mesa! Por lo que trabajo con él, este aspecto todos los días.

El involucrar a los niños en las diversas áreas de la casa, les ayuda a sentirse tomados en cuenta. Todos en la casa seguimos esas reglas, Gabriel y yo también!

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *