“Me suena como a… No sé”
Inés

CULTURA DE LA INFANCIA

Tal vez nunca antes hayas escuchado este concepto. Yo tampoco lo había hecho hasta que conocí la filosofía Reggio Emilia.

Te puedo decir que no entendí qué quería decir esto, hasta hace poco que leí el libro de Arte y Creatividad en Reggio Emilia de Vea Vecci, espero haberlo entendido bien y trataré de explicar de qué trata esto.

Cultura de la infancia es tener un respeto por el niño, por sus ideas, sentimientos, por sus descubrimientos, es ponerlo en el centro: es RES-PE-TAR-LO (¿ya lo mencioné?) en todo su ser, con todas sus letras.

Esta filosofía educativa observa al niño como un ser lleno de posibilidades y de capacidades, con derechos y opiniones.

El niño es capaz de cualquier cosa, está sediento por conocer y siempre está dispuesto a enfrentar nuevos retos generando nuevas ideas. El niño puede resolver y generar preguntas y estas preguntas y respuestas son valoradas.

Así como mostramos respeto ante una persona que tiene una cultura distinta a la nuestra, somos curiosos, hacemos preguntas y queremos aprender de ellos, lo mismo sucede con los niños, ellos tienen su propia cultura, sus propios lenguajes, y nosotros los adultos debemos respetar esos lenguajes, cuidar esas ideas y aprender de ellos y con ellos.

REGGIO EMILIA
EN TU VIDA

En esta sección te platicaré un poco más sobre los aspectos básicos de la filosofía no tradicional Reggio Emilia, para que puedas llevar a casa una propuesta alternativa para educar a tus hijos, donde el respeto y escucha mutua sea la base para su desarrollo social y emocional.

¡Ojo! No te voy a dar los pasos para hacerlo, esos los descubrirás tú en el camino; pero si te voy a dar ideas de lo que hago en casa con mis hijos (aunque no siempre salga bien).

Quiero inspirar en ti ideas distintas, y que de esta manera puedas generar ideas propias para realizar con tus hijos.

Quiero que a partir de mis experiencias puedas crear las tuyas propias.

Porque cada familia es única y cada una tiene necesidades distintas.