LES DAMOS LA BIENVENIDA

El Atelier de Majo es un espacio para mis hijos, para mis futuros nietos, para los hijos de mis amigas y para los hijos de todas las mamás que busquen una opción de crianza respetuosa y alternativa donde se promueva una cultura de la infancia.

Es un espacio para darle voz a sus IDEAS, a sus inquietudes y a su creatividad respetando el tiempo en que cada uno descubre el mundo.

MIS ULTIMOS VIDEOS

DEJAME CONTARTE
UNA HISTORIA

¿QUE LE GUSTA A MAMA?

Quiero platicarte cómo fue que empecé este proyecto. Estudié Pedagogía en la Universidad Panamericana y luego una maestría en Psicología y Desarrollo Humano en Harvard.

Mientras estudiaba la maestría descubrí una filosofía educativa llamada Reggio Emilia, a la que los gurús en educación se referían como “la mejor metodología para el desarrollo de la primera infancia”, así que decidí investigar más.

En Boston, trabajé en un preescolar inspirado en Reggio Emilia, fue ahí donde tuve mis primeros aprendizajes sobre esta filosofía educativa.

Cuando regresé a México, al no encontrar tantas opciones con Reggio Emilia, me embarqué en la aventura de poner mi propia escuelita.

El objetivo era muy simple: quería darle lo mejor de mí, de mis conocimientos y de mi experiencia a mis hijos cuando los tuviera, y así fue.

A la par que abría Villa Immagina, en Guadalupe Inn, me embaracé de Inés; la escuela empezó a crecer y entonces llegó Julián. Continué con el proyecto, impactando a muchas familias, y cuando llegó el momento de abrir una nueva sede, en Santa Fe, coincidió con la llegada de mi tercer hijo Martín.

MUCHOS OBSTACULOS
MUCHAS SATISFACCIONES

Me llegué a sentir culpable por ser mamá trabajadora: lloré muchas veces. Me sentía una mala mamá por desarrollarme profesionalmente y dejar a mis hijos en la escuelita-guardería, aún cuando tenía el privilegio que pocas mamás tienen: trabajar en el mismo lugar donde estaban mis hijos.

Recuerdo un día que estaba sola con Inés. Platicábamos sobre lo mucho que le gustaba ir a Villa y estar con sus amigas. Era su último año y ella sabía que el momento de ir a la “escuela de grandes” se acercaba.

– “Mamá, no me quiero cambiar de escuela”
– “Inés, ¿tú sabes de quién es tu escuela?”
– “De Don Robert mamá, porque Don Robert la cuida” (Don Robert es el portero de la escuela)
– “Inés, Villa es de Don Robert y de toda la gente que trabaja ahí, pero sabes quién la hizo?”
– “No”
– “La hice yo, la hice para ti y para tus hermanos, porque los quiero mucho” – “Mamá, ¡me encanta mi escuela, no quiero que se termine nunca!”

Al momento de escuchar esas palabras de Inés, lloré de la felicidad, toda la culpa que había tenido por trabajar mientras eran bebés se iba. Ese momento me confirmó que había hecho lo correcto para ellos.

SORPRESAS Y RETOS

Pero las cosas cambian y la vida te sorprende. A mi esposo lo trasladaron de ciudad por cuestiones de trabajo. Entonces tuve que reinventarme como profesionista y como mamá.

El proceso de adaptación no fue fácil y cuando por fin logré tener un poco de estabilidad me di cuenta que tenía que tomar este cambio como una oportunidad para seguir creciendo de una manera diferente y creativa: quería ser mamá, pero seguir trabajando.

Cuando llegué a la ciudad en la que vivo actualmente, descubrí que no había nada de Reggio Emilia, así que puse un Atelier para mis hijos en casa. Un espacio creativo para ellos donde al ver el éxito y la curiosidad que despertaba mi Atelier entre mis amigas y vecinas, decidí empezar el Atelier de Majo, un espacio para mis hijos, de ellos y con ellos.

Donde pudiera darle voz a sus ideas, luchar por el respeto a una cultura de la infancia en México, y ofrecerles un ambiente de educación no tradicional y alternativo en casa y por último dejarles un legado de todo el aprendizaje que he tenido, un regalo para que ellos lo puedan replicar el día que decidan formar una familia.

Que se acuerden de sus juegos, de sus ideas, de la evolución de sus trazos, de las locuras que hacían y de paso, algunos consejos de maternidad (porque esos con el tiempo se olvidan).

ULTIMAS ENTRADAS